lunes, 27 de junio de 2011

 
Trágico accidente en Tarija

TRAGEDIA CON 28 FALLECIDOS Y 10 HERIDOS EN LA CUESTA DE SAMA

Trágico accidente en Tarija

Un bus de la empresa Copa Moya se embarrancó en la vía Villazón-Tarija

Tarija/Nuevo Sur

Los heridos llegan al hospital San Juan de Dios de Tarija.
Foto: Nuevo Sur

La carretera al norte, en el tramo entre Villazón y Tarija, registró un nuevo accidente de tránsito que dejó como saldo 28 fallecidos y 10 heridos. El hecho se produjo a las 13:00 de ayer, aproximadamente, pero el rescate de heridos y cadáveres culminó cerca de la medianoche por la complejidad para acceder al lugar donde se embarrancó el vehículo.
El accidente desnudó las varias falencias que tiene la Capital chapaca para afrontar estos retos. La unidad de rescate de Tarija no cuentan con los equipos necesarios para efectuar este tipo de salvataje y, peor aún, el vehículo de los Bomberos que se trasladó hasta el lugar no podía imprimir una velocidad mayor a los 40 kilómetros por hora por las falencias técnicas del mismo.

EL HECHO
Ayer, cerca de las 13:00, un bus de la empresa Copa Moya que cumplía la ruta Villazón-Tarija se embarrancó a la altura de Las Antenas en el cerro de Sama; se estima que el vehículo cayó a una profundidad de 200 metros aproximadamente. El motorizado llevaba consigo 34 pasajeros (31 salieron de Villazón). “La flota quedó destrozada”, afirmó la fiscal que atendió el caso.
Se desconoce con exactitud la causa del accidente, aunque algunos testigos que se encuentran en el hospital San Juan de Dios de Tarija aseguran que pidieron al chofer que reduzca la velocidad al notar que había algunas deficiencias técnicas en el vehículo, por un extraño sonido que se sentía. Los pasajeros no fueron escuchados.
Minutos después ocurrió el percance y algunos testigos expresaron que antes que el bus caiga al precipicio, una de las ventanas se rompió.
En contraparte, uno de los representantes de la empresa Copa Moya que se trasladó hasta el principal centro médico de la ciudad de Tarija dijo que por la información preliminar que se obtuvo del hecho, se debió al mal estado de la carretera.
La fiscal adscrita a Tránsito, Mirtza Medina Hoyos, y el director del Organismo Operativo de Tránsito, Plácido Arroyo, refirieron que el estado del camino no era el óptimo, aunque no descartaron que el hecho se hubiese dado por fallas técnicas y humanas.
“Así hubiese sido la neblina la causal, el código dice que cuando no hay visibilidad, el conductor tiene que parar”, aseguró la fiscal quien adelantó que se iniciará una investigación. Por otra parte, se informó que el camino no era estable por la cantidad de escarcha existente en la zona.
En la madrugada había nevado, aunque efectivos de la Unidad de Bomberos aseguraron que se tenía visibilidad al momento en que llegaron a rescatar a los heridos.

PENOSA ESPERA
Poco a poco tras enterarse de la noticia, familiares comenzaron a llegar al hospital San Juan de Dios y a la Terminal de Buses.
En las oficinas de Copa Moya se confirmó el accidente, por lo que cientos de personas desesperadas se trasladaron hasta el hospital, esperanzadas en encontrar a los suyos con vida. Los primeros en ser trasladados al centro médico fueron los 10 heridos actuales, entre ellos, el conductor del bus, Rubén Fernández Ribera (29). Cuatro mujeres, tres varones y tres niños. Dos personas fueron llevadas a quirófano con traumatismo de tórax, y los demás se encontraban bajo observación médica.
“Hasta el momento no tenemos ningún paciente que haya ingresado directamente a terapia intensiva, todos están estabilizándose”, dijo el médico de turno.
A las 20:00 (aproximadamente) llegaron cuatro cadáveres, los mismos que no pudieron ser identificados, algunas familias al no ver llegar a las patrullas hasta el hospital determinaron trasladarse en sus vehículos al lugar del hecho. Cerca de las 21:00 llegaron los primeros vehículos particulares con los cuerpos de sus seres queridos.
Al promediar la medianoche llegaron hasta la morgue del hospital los patrulleros de la Policía con los cuerpos restantes, la situación se tornó dificultosa, debido a que varias personas intentaban ingresar hasta la morgue de manera desordenada para reconocer a sus familiares.