domingo, 3 de julio de 2011

 
Bolivia planea más gasoductos

PARA ATENDER MERCADOS INTERNO Y EXTERNO

Bolivia planea más gasoductos

Cochabamba/Los Tiempos

Otro de los grandes retos de Bolivia en el sector de hidrocarburos es la inversión en infraestructura de transporte para atender el crecimiento del mercado interno y a clientes externos.
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que acaba de inaugurar el Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA) –el segundo en envergadura después del ducto a Brasil–, tiene al menos seis grandes proyectos de transporte, dos de los cuales comenzarán a ser ejecutados este año.
El gasoducto Villazón-Tupiza-Atocha-Uyuni, el ducto Villamontes –Tarija, un propanoducto, el gasoducto Urupabol, una red interna y un sistema de transporte de Gas Natural Licuado (GNL) están en carpeta.
La ejecución de la segunda fase del GIJA dará paso a la construcción de la planta de separación de líquidos de Gran Chaco y después al propanoducto.
Tras la apertura de válvulas del gasoducto Juana Azurduy el jueves, en la región de Cañón Oculto – La Cercada en Yacuiba, el presidente de YPFB Transporte, Christian Inchauste, explicó que la petrolera estatal inmediatamente comenzará a trabajar en el diseño y construcción de una estación de compresión para el GIJA que va a permitir duplicar la capacidad de envío de 11,1 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas hasta 27,7 MMmcd.
“La coronación de este proyecto va a ser la construcción de una planta de separación de líquidos que va a estar en 2014, que va a permitir que Bolivia deje de importar GLP y seamos exportadores de Gas Licuado de Petróleo. YPFB Transporte está haciendo estudios para hacer un nuevo ducto que puede ser un propanoducto probablemente a Argentina u otro que quizás vaya hasta Brasil”, indicó.