lunes, 25 de julio de 2011

 
El natalicio de Simón Bolívar transcurre casi desapercibido

El natalicio de Simón Bolívar transcurre casi desapercibido

Sucre/CORREO DEL SUR

El bicentésimo vigésimo octavo (CCXXVIII) aniversario del nacimiento (24-VII-1783) del Libertador Simón Bolívar, cumplido ayer, pasó casi desapercibido en Sucre, por lo que las carreras de Turismo e Historia de la Universidad San Francisco Xavier emprendieron una iniciativa para que esta fecha no quede cubierta por el manto del olvido.
Este ilustre personaje de América nació en Mariana de Caracas hace 228 años, fueron sus padres Don Juan Vicente Bolívar y Doña María de la Concepción Palacios y Sojo. El libertador de Suramérica, recibió el Óleo y Crisma seis días después de su nacimiento por su primo el Teniente Cura de la Catedral de su ciudad natal y apadrinó el bautismo su abuelo.
La partida de bautismo de Simón Bolívar se encuentra asentada en el Libro de Bautismos de Blancos de la Catedral de la Arquidiócesis de Caracas, signada con el número 15 y folio 128.
Su familia pertenecía a la nobleza peninsular, y los Bolívar venezolanos eran dueños de ricas propiedades rurales. “La vida de Bolívar es la historia más apasionante de lucha, esfuerzos, drama, derrotas y triunfos, gloria y tragedia…”, relató el docente Guillermo Calvo.
Se debe recordar que bajo la conducción del Mariscal Sucre fue constituida la República de Bolivia (el 6 de agosto de 1825), llamada así en su homenaje, de la que fue nombrado su primer Presidente y la redacción de cuya Constitución se le encargó, pero maniatado por sus propios decretos limitativos de las resoluciones de la Asamblea deliberante, prefirió no usar el título.
Su permanencia en el país fue corta, pero fecunda: extendió las reformas sociales ya declaradas en el Perú (suspensión de la servidumbre, del pongueaje y de la esclavitud, individualización de las tierras comunitarias, implementación de la educación popular, etc.’).
Calvo realizó una investigación sobre el Libertador Simón Bolívar, tomando en cuenta los homenajes que recibió en la Capital por distintas instituciones por el Bicentenario de su natalicio, elaboró un catálogo como aporte a la insípida bibliografía existente sobre esta temática, con 36 títulos de publicaciones.
También habla sobre las esculturas que lo representan en la ciudad, y respecto a un canto a Bolívar, cuya letra pertenece al meritorio intelectual Claudio Moreno Palacios y la música al Compositor Zenón Eduardo.