viernes, 30 de septiembre de 2011

 
Aguas servidas dañan fauna y flora de la laguna Alalay de Cochabamba

Aguas servidas dañan fauna y flora de la laguna Alalay de Cochabamba

Cochabamba/Los Tiempos

La rotura y taponamiento de tuberías y cámaras ha provocado que miles de litros de agua contaminada ingresen, desde hace cuatro días, a la laguna Alalay, afectando a la flora y fauna del espejo de agua de Cochabamba. Germán Parrilla, director de la Secretaría por los Derechos de la Madre Tierra, lamentó el hecho y dijo que la laguna recibió 20 litros de aguas servidas por minuto.
Concluyó que de acuerdo a la primera evaluación del departamento de monitoreo de contaminantes, se anuló el trabajo de al menos tres años de recuperación que se había emprendido en Alalay. “Todos los trabajos que se han realizado en la laguna se han perdido”, dijo.
“Son miles de litros que han ingresado y ya se hallaron cientos de peces muertos, de hecho toda la fauna y flora del lugar será modificado por estos cuatro días de contaminación permanente. Nuevamente vamos a tener el problema de las macrófitas, porque estas plantas perennes se alimentan precisamente de los contaminantes”, informó Parrilla.
Parrilla aseveró que la Gerencia del Servicio Municipal de Agua y Alcantarillado (SEMAPA) recibió la denuncia el pasado viernes y no actuó con prontitud para resolver el problema. Desde el pasado miércoles, SEMAPA viene realizando trabajos de emergencia en la zona.

TRABAJAN EN REPARACIÓN
En tanto, el gerente de operaciones de SEMAPA, Hernán Ayala, explicó que se hace lo que se puede en el lugar ya que son diferentes cámaras que deben atender. Las alcantarillas se hallan en la final 6 de Agosto y el Circuito Bolivia.
Dijo que se trata de un sifonamiento que alteró las redes primaria y secundaria, recordó también que aproximadamente 100 metros de tubería deben ser renovados en la zona para evitar este tipo de desastre ambiental.
Explicó que parte del colapso se debió a una conexión clandestina que instaló un sistema de agua pluvial a la alcantarilla, lo que ha provocado que gran parte de la basura y deshechos generados por los pobladores de cerro verde lleguen hasta la zona y provoquen los taponamientos. “Es imposible que artículos como chompas, pelotas e incluso pedazos de madera ingresen por un sistema sanitario”, dijo.
Ayala dijo que hará lo posible por mejorar el sistema de llamadas y denuncias que llegan a SEMAPA en procura de que este servicio municipal de agua pueda reaccionar de manera rápida y oportuna ante estas eventualidades. “Si SEMAPA no interviene de manera inmediata, el plan de acción no se activa, demora y el problema sigue existiendo”, dijo.
Ayala confirmó una vez más que el daño ambiental es grande, “además es daño a la red, este ahogamiento produce la concentración mayor de gases, los que atacan siempre la parte superior”.