lunes, 26 de diciembre de 2011

 


El deportado Luis Baraldini.

UNA ORDEN DE CAPTURA PESABA EN SU CONTRA

Gobierno captura y deporta a represor argentino prófugo

Gobierno captura y deporta a represor argentino prófugo

El militar argentino Luis Baraldini,
acusado de violaciones a Derechos
Humanos, moraba en Santa Cruz

Internet

El ex militar argentino Luis Baraldini fue entregado por la Policía Nacional ayer, domingo, a su país, donde enfrentará acusaciones por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura (1976-1983).
Baraldini (66 años) estaba prófugo de la justicia argentina desde 2003 y fue arrestado el sábado en el aeropuerto de Santa Cruz de la Sierra, mientras esperaba junto a sus hijas la llegada de su esposa, dijo una fuente judicial.
El ex militar está acusado de violaciones a los Derechos Humanos cometidos en la provincia argentina de La Pampa, donde ejerció el cargo de Jefe de la Policía durante la dictadura.
El operativo se realizó tras un trabajo de inteligencia con Interpol que determinó "que para las fiestas la esposa de Baraldini viajaría a Santa Cruz de la Sierra", explicó la fiscal federal Marta Odasso a la agencia Noticias Argentinas.
"La Policía dijo que Baraldini estaba con sus hijas en una camioneta 4x4 esperando a la esposa, se acercó el personal de Interpol, le pidió una identificación y exhibió un documento falso", relató Odasso sobre el momento de la captura.
El Gobierno boliviano entregó en la madrugada de ayer, domingo, al ex militar a la Policía argentina en Bermejo. "Hoy (domingo) en la madrugada se concretó la expulsión del señor Baraldini. Fue entregado a autoridades argentinas en Bermejo", dijo a la agencia AFP el ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez.
Chávez precisó que se procedió a la expulsión conforme lo autoriza la legislación boliviana al comprobarse que vivía en Bolivia –probablemente desde mediados de la década pasada– bajo el nombre falso de Marco Antonio Aponte.
Baraldini fue jefe de la Policía pampeana hasta 1980, cuando pasó a ser agregado militar en la Embajada en Bolivia. En 1984 fue arrestado cuando se investigaban crímenes de lesa humanidad durante la dictadura en La Pampa, pero la causa judicial no prosperó al dictarse las leyes de amnistía, por ello fue liberado.
En 1990, fue uno de los oficiales “carapintadas” que participó de una sublevación militar a las órdenes del entonces coronel Mohamed Ali Seineldin, hecho por el cual fue condenado y estuvo arrestado hasta su indulto en 2003 por el entonces presidente argentino Eduardo Duhalde.
En 2003 y tras la anulación de las leyes de amnistía, se reabrió la causa por los crímenes de lesa humanidad, expediente por el que ya fueron arrestados otros doce ex oficiales de la policía provincial y del Ejército, a quienes se les unirá ahora a la espera de ser sometidos a juicio.


ARGENTINA
CONFORME
El Gobierno argentino se mostró ayer satisfecho con la detención del ex militar "Es un oficial muy buscado, prófugo desde hace mucho tiempo, y además de extrema ferocidad en los años del terrorismo de Estado, y que también evidenció peligrosidad hasta hace muy poco, cuando en Bolivia participó de una tentativa de magnicidio contra el presidente Evo Morales", afirmó la ministra argentina de Seguridad, Nilda Garré, a la prensa.
La funcionaria aludió así a la supuesta banda desarticulada en 2009 en Santa Cruz que, según denunció el Gobierno boliviano en aquel momento, preparaba un atentado contra Morales.
Se trata de "los relatos de testigos que lo definen como un hombre de extrema ferocidad, que torturaba personalmente, participaba de las sesiones de tortura y torturaba" durante la última dictadura militar argentina (1976-1983), añadió Garré.

Compartir