lunes, 23 de abril de 2012
 


La octava marcha en 2011, logró doblegar al Gobierno.

ACUSAN A MASISTAS DE LA VIOLENCIA EN SAN IGNACIO DE MOXOS

Turba ataca radio indígena por informar de la marcha

Turba ataca radio indígena por informar de la marcha

En La Paz, el ministro Juan Ramón
Quintana pidió respetar la marcha
El bloqueo es radical, dice un líder,
y la COR de Moxos admite violencia

Agencias y Los Tiempos

A sólo tres días de iniciarse la novena marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se produjo un incidente violento en San Ignacio de Moxos, cuando un grupo atacó una radio comunitaria indígena como parte de las medidas que iniciaron los cívicos de ese municipio para amedrentar e impedir el paso del contingente de indígenas que deben transitar por ese lugar para dirigirse a Chaparina, sitio de donde partirá la caminata con destino a La Paz.
Mientras, el Gobierno ha reiterado su deseo de dialogar con la dirigencia de los pueblos indígenas de tierras bajas, que pide anular la Ley 222 de consulta posterior como condición para iniciar las negociaciones.


ACUSAN A MASISTAS
Una turba de personas, presuntamente afines al gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), atacaron e intervinieron la mañana de ayer, domingo, una radio comunitaria indígena en el municipio de San Ignacio de Moxos, provincia Moxos del departamento del Beni.
La denuncia la hizo conocer el responsable de ese medio, René Nuni, quien dijo, en comunicación telefónica con Erbol, que aproximadamente a las 11:05 un grupo de personas, en su mayoría jóvenes que pertenecerían a la Central Obrera Regional de San Ignacio de Moxos, irrumpieron de manera violenta en los estudios de la emisora Arrairru Sache vitoreando consignas a favor del MAS.
De acuerdo al relato obtenido por Erbol, los vándalos, tras ingresar a la radio, golpearon a su director y le arrebataron la grabadora reportera que llevaba, luego sacaron a la calle a empujones al conductor del programa que se estaba difundiendo en ese momento, Hefiquio Salazar, para posteriormente sustraer y destruir la documentación que había en la emisora.
Nuni identificó a José Rodríguez y a una persona de apellido Colque, como los cabecillas que incitaron a la turba a atacar a esa radio comunitaria indígena que al momento suspendió temporalmente sus emisiones.
Indicó que los agresores, después del ataque, se retiraron del lugar y no se descarta que vuelvan a reagruparse para saquear los equipos de la radio con el fin de evitar que siga emitiendo su señal.


DIÁLOGO INCIERTO
Mientras el Gobierno ha reiterado su deseo de dialogar con la dirigencia de los pueblos indígenas que alistan la marcha, el presidente de la Subcentral del Tipnis, Fernando Vargas, dijo que la primera condición para iniciar el diálogo es la abrogación de la Ley 222 que establece la consulta.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en declaraciones a Erbol, dijo que está abierta la posibilidad de instalar una mesa de diálogo con la dirigencia indígena para tratar todos los aspectos inherentes al TIPNIS “y no debería estar restringido ni condicionado absolutamente para generar un escenario sincero y propositivo”.
Ayer, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, desde La Paz, pidió respeto a la movilización indígena a los bloqueadores de San Ignacio.
Instó a esos grupos de choque, que bloquean las carreteras y los puntos de acceso al municipio de San Ignacio de Moxos con el propósito de impedir el paso del contingente de indígenas que deben reunirse en Chaparina para iniciar la marcha, dialogar antes que confrontarse.
Sin embargo, entrevistado en el programa oficialista “El pueblo es noticia”, insistió en que oponerse a la carretera es un acto político y que no existe otra alternativa de carretera que no sea por el Tipnis.
Por su parte, el diputado y presidente de la Comisión de Constitución, Héctor Arce, manifestó que la consulta “ya está en proceso” y que "se puede ampliar un periodo determinado o se puede dejar de manera abierta hasta que se logren los consensos…”.

Palabra de los bloqueadores

Un periodista de la radio Arrairu Sache fue agredido la mañana de ayer, en plena emisión, por miembros de la Central Obrera Regional (COR) de San Ignacio de Moxos, debido a que se negó a dejar de informar sobre la novena marcha indígena en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), admitió el secretario general de la organización sindical, Walter Colque, en un contacto telefónico con Los Tiempos.
A pocos días del inicio de la movilización convocada por la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), organizaciones que apoyan la carretera a Beni a través del Tipnis instalaron el sábado pasado dos puntos de bloqueo para impedir que los marchistas lleguen hasta San Borja, lugar fijado para la concentración antes del inicio de la caminata rumbo a La Paz el próximo 25 de abril.
A pesar de que el alcalde de Moxos, Basilio Norvani, anunció el sábado que no permitiría “excesos” durante el paro indefinido convocado por las organizaciones sociales mojeñas, Colque contó que cuando la gente de los piquetes de bloqueo escuchó que el locutor leía el voto resolutivo de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente (Cidob) convocando a la marcha indígena, lo sintió como una provocación.
“No queríamos que nos provoquen, dijeron que estábamos comprados por la derecha, por eso las bases reaccionaron y se produjo ese incidente; pero no ha sido un asalto a la radio porque no se fregaron (dañaron) equipos ni nada de eso”, dijo Colque.
El dirigente sindical añadió también que la molestia de los mojeños se debe a que la radio Arrairru Sache no estaría cumpliendo con el objetivo para el que fue instalada, ya que debería ser una repetidora de la oficialista Radio Patria Nueva.
“Hemos hecho el reclamo a La Paz, pero han hecho caso omiso. Nos sentimos atados de manos y de boca porque en Moxos sólo tenemos Unitel, PAT y Red UNO que no hablan bien de los proyectos del Gobierno y están en contra de la carretera”, manifestó.
Según dijo el alcalde Norvani anoche, vía telefónica, la emisora no ha sido obligada a suspender sus emisiones y sigue con su programación habitual.
Por su parte, Colque señaló que la situación de la radio se analizará cuando concluya el bloqueo.
Los puntos de bloqueo en San Ignacio de Moxos se han instalado a cinco kilómetros de la salida a Trinidad y a cinco kilómetros de la salida a San Borja, además se ha enviado cartas a las empresas de transporte para que no envíen pasajeros, contó anoche Colque.
“Defendemos la consulta y respaldamos la carretera. Por San Ignacio no pasa la IX marcha”, expresó rotundo.

Compartir