Viernes, 2 de agosto de 2013
 

CRÍTICAS. La ministra de Planificación, Viviana Caro, salió ayer a brindar explicaciones por los resultados censales.
CRÍTICAS. La ministra de Planificación, Viviana Caro, salió ayer a brindar explicaciones por los resultados censales.

DOS DÍAS DESPUÉS DE CONOCERSE LOS RESULTADOS OFICIALES QUE ARROJÓ EL INE

Surgen discrepancias en el MAS por datos corregidos del Censo

Surgen discrepancias en el MAS por datos corregidos del Censo

Mientras el Ministerio del área defiende la labor del INE, el de la Presidencia se inclina por una auditoría técnica. Hay más críticas

Agencias

La polémica por la corrección de los datos que arrojó el informe preliminar del Censo 2012 en los datos oficiales difundidos el pasado miércoles, empezó a generar discrepancias en el Gobierno y el partido gobernante.
Por un lado, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, se mostró predispuesto a la posibilidad de realizar una auditoría técnica al proceso, hecho que fue rotundamente rechazado por la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro.
Pero esa no fue la única divergencia. Mientras parlamentarios del MAS salieron en defensa de los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, la legisladora Nélida Sifuentes expresó sus reparos a la labor del Instituto Nacional de Estadística (INE) y afirmó que el trabajo de esa entidad estatal pierde credibilidad.
A su vez, uno de los oficialistas más indignados con los resultados modificados fue el alcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos. "No podemos aceptar que de la noche a la mañana hayan desaparecido 180 mil cochabambinos, lo que vamos a exigir es una explicación técnica. Que nos expliquen el motivo", afirmó.
Comparando los dos informes oficiales de enero y julio; Cochabamba perdió 180 mil habitantes, Santa Cruz redujo 121 mil habitantes, La Paz 35.000, Tarija 26.000, Chuquisaca 24.000, Beni 4.000. Mientras que Potosí subió 24.000, Oruro subió 3.000 y Pando 1.000.
El ministro Quintana instó a escuchar las solicitudes que existen de diferentes sectores sobre la posibilidad de analizar científicamente los datos oficiales para evitar conflictos posteriores por redistribución de escaños y la coparticipación tributaria.
“Lo que tenemos que hacer es escuchar esta petición respetuosa de que se haga una auditoria técnica, nosotros creemos que es importante que este censo se someta a una prueba de consistencia técnica para dar tranquilidad a todos”, afirmó.
Por su lado, la ministra Caro aseguró que los resultados del empadronamiento no serán modificados y desahució la posibilidad de realizar una encuesta postcensal, aunque dijo que los responsables de este proceso están abiertos a la verificación de información.
Caro informó que la variación de los datos preliminares y finales del censo, se deben al conteo manual que se hizo a principios de año y el procesamiento de los datos que se tuvo en los posteriores meses.
No obstante la defensa de Caro al trabajo censal, las críticas ayer ya subieron de tono. “Yo creo de que si hay un sistema que no tuvo la suficiente fiscalización, que no tuvo el suficiente seguimiento, que no detectó a la ciénaga hoja, que ahí estaba pasando algo, que no verificó, que no se hizo control de calidad; por supuesto, no debiera esperar la autoridad (encargada del Censo) que se le diga 'váyase' sino debiera decir aquí hubo una falla (e irse)”, declaró la presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada, representante cruceña.


SUMA EL RECHAZO
La molestia no cesó ayer. Opositores de Chuquisaca anunciaron un frente común del sur del país que defenderá la eventual disminución de recursos y escaños.
El Movimiento Sin Miedo (MSM) pidió ayer a la población no aceptar ni validar los datos del Censo, en tanto no se realice una encuesta post censal y no se reestructure el Instituto Nacional de Estadística (INE).
A su vez, el Comité Cívico cruceño ratificó su “Manifiesto a Bolivia”, en el que expresa su rechazo a los resultados del Censo. El manifiesto, en el cual pide convocar a una Asamblea de la Cruceñidad, basa su protesta en la información dada a conocer el 23 de enero por el presidente Evo Morales, cuando anunció a Santa Cruz como el departamento más poblado del país, en desmedro de La Paz.
El gobernador cruceño, Rubén Costas, planteó anular el Censo 2012 y activar uno nuevo.
La polémica continúa.

Desconcierto

Hay divergencia de criterios entre ministros, legisladores y regiones, por los resultados del Censo.
EL PANORAMA ES INCIERTO EN EL GOBIERNO Y EL PAÍS

Chuquisaca: Piden cumbre y alianza del sur

El alcalde de Sucre, Moisés Torres, pidió ayer a las autoridades del Departamento una cumbre regional de alto nivel para analizar los resultados del Censo 2012, que ubicaron a Chuquisaca entre los departamentos con menos crecimiento poblacional en la última década.
“¿Dónde están más de 30 mil chuquisaqueños? Esto va a tener implicancias en el escenario político y económico. Amerita reunirnos entre autoridades para evaluar y asumir una posición”, dijo.
El Movimiento Demócrata Social (MDS), por su parte, calificó de “políticos” los resultados y exigió explicaciones. El dirigente de esa organización, Luis Ayllón, ratificó el encuentro de opositores del sur del país el 13 de agosto para analizar el asunto.